CIENCIA Y CONOCIMIENTOS... Aprendamos sobre los misterios del universo... los invito a leerme...

jueves, 25 de agosto de 2016

"STARGATE": CIENTÍFICOS HALLAN UNA "PUERTA" EN EL CENTRO DE LOS AGUJEROS NEGROS.


El reciente estudio sugiere que los agujeros negros son puertas a otras partes del universo.

Los científicos del Instituto de Física Corpuscular y la Universidad de Valencia sugieren que la materia podría sobrevivir a su incursión en un agujero negro, informa el diario 'El Mundo'. Según el reciente estudio, los agujeros negros son puertas a otras partes del universo.
Si un viajero hipotético hubiera entrado en una de las 'puertas', se habría estado estirando, o en términos astrofísicos, 'espaguetizado', aunque es poco probable que estuviera vivo para aquel momento.
Previamente, los científicos han sostenido que en el centro de un agujero negro el espacio-tiempo se curva hasta un punto infinito, conocido como 'la singularidad', y que toda la materia de esta región se destruye.
Sin embargo, los científicos opinan que el corazón de un tipo más simple de agujero negro cargado de electricidad, y no rotativo, podría ser una superficie esférica de pequeño tamaño. Esta área sirve de agujero de gusano, una puerta o túnel a través del tejido del espacio-tiempo.

miércoles, 24 de agosto de 2016

¿TIERRA 2 A LA VISTA?: ENCUENTRAN UN PLANETA QUE PODRÍA ALBERGAR VIDA Y AL QUE SE PODRÍA VIAJAR.


El planeta, de tamaño similar a la Tierra, orbita en torno a la estrella Próxima Centauri, es capaz de albergar agua y océano, y está lo suficientemente 'cerca' como para poder volar hasta él.

En torno a la estrella más cercana a nuestro sistema solar, Próxima Centauri, se ha descubierto un planeta de dimensiones similares a la Tierra y que se encuentra a una distancia adecuada de su sol como para permitir la presencia de agua en su superficie y albergar vidainforma Nature.
El descubrimiento, confirmado este miércoles, hace realidad los sueños de los amantes de la ciencia ficción y de los viajes espaciales, ya que el planeta representa un mundo potencialmente habitable por la humanidad y se encuentra lo suficientemente cerca como para enviar a él la primera nave interestelar tripulada. No en vano, el planeta se encuentra a 1,3 pársecs de la Tierra y se necesitarían 20 años para alcanzarlo si se viajara a una velocidad de un 20% la velocidad de la luz.
El nuevo planeta descubierto cerca de Próxima Centauri, ubicada a 4,2 años luz de nuestro sistema solar, tiene una masa al menos 1,3 veces mayor que la terráquea y completa una órbita completa alrededor de su estrella en 11, 2 días.
La confirmación del descubrimiento de este planeta, que aún no tiene nombre y que ha sido catalogado como exoplaneta, era esperada para este miércoles por las Autoridades del Observatorio Europeo del Sur (ESO, por sus siglas en inglés), que ya habían afirmado que nunca antes los científicos habían descubierto una 'segunda Tierra' que estuviera tan cerca.

Aún es demasiado pronto para cantar victoria

En enero de este año el ESO autorizó al equipo de astronomía del doctor Guillem Anglada Escude estudiar y analizar el exoplaneta con ayuda de varios telescopios que pudieron usar durante 20 minutos cada noche entre el 19 de enero y el 31 de marzo. El análisis obtenido reveló que el planeta presenta un color rojizo o anaranjado debido a su cercanía a Próxima Centauri.
No obstante, los descubridores explican que, aunque la distancia a la estrella es óptima para su habitabilidad y colonización por la posibilidad de que contenga agua líquida, existen otros factores que lo podrían hacer inhabitable.

Uno de ellos es el efecto astronómico conocido como aceleración de mareas, que podría darse debido a que este cuerpo celeste gira con una cara siempre mirando hacia el cuerpo en torno al que orbita. Este efecto también haría que una cara o hemisferio del planeta estuviera siempre caliente, mientras que en el opuesto estaría frío.
Otro inconveniente sería el efecto de las destructivas llamaradas de rayos X que puede lanzar la estrella, siendo una incógnita si la atmósfera del planeta lo protege de ella, permitiendo de esa forma que albergue vida.
En cualquier caso, los investigadores tiene depositadas grandes esperanzas este planeta, sobre todo si se pudiera viajar hasta él para establecer un asentamiento o telescopios de observación, lo que abriría inmensas posibilidades y perspectivas para la investigación espacial o de cara a futuras expediciones espaciales interestelares.

martes, 23 de agosto de 2016

REVELAN QUÉ PODRÍA ACABAR CON LA TIERRA.


Un agujero negro supermasivo situado en el centro de la Vía Láctea está actualmente destruyendo estrellas e incluso sistemas enteros. A algunas incluso las devora, aumentando aún más su masa.

La galaxia en la que vivimos podría algún día ser tragada por el agujero negro supermasivo que se encuentra en su centro, advierte el experto en astronomía Fraser Cain en un artículo para el portal Phys.org.
De acuerdo con Cain, la masa de este gigante, situado a tan solo 26.000 años luz de distancia de nuestro planeta, es 4,1 millones de veces mayor que la del Sol.
"Está aquí mismo, en dirección a la constelación de Sagitario... Y en estos momentos está destruyendo estrellas y sistemas enteros de estrellas; a veces las consume, aumentando así su masa como si fuera un tiburón voraz", afirma el especialista.
No obstante, Cain nos tranquiliza diciendo que, afortunadamente, el agujero negro no iniciará su banquete en la Vía Láctea hasta dentro de mucho tiempo. Pero algún día nuestra galaxia debe chocar contra otra, un fenómeno que podría provocar que el agujero negro devore todo lo que lo rodea.
"Esto sucederá cuando la Vía Láctea colisione con Andrómeda, dentro de unos 4 millones de años", especifica Caín.

lunes, 22 de agosto de 2016

UN EXPERIMENTO "TUERCE" LAS LEYES DE LA TERMODINÁMICA.


Los iones encargados de amortiguar el enfriamiento de los gases nunca alcanzan realmente la misma temperatura que el gas circundante, según una nueva investigación.

Según las leyes básicas de la termodinámica, si se coloca una tarta recién sacada del horno en el alféizar de una ventana, con el tiempo adquirirá la misma temperatura que el aire del ambiente.
Sin embargo, una nueva investigación llevada a cabo por un grupo de científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), encabezada por Eric Hudson, publicada en la revista Nature Communications, demuestra que los iones encargados de amortiguar el enfriamiento de los gases no alcanzan nunca realmente la misma temperatura que el gas circundante. De forma sorprendente, los investigadores también vieron que bajo determinadas condiciones, existen dos temperaturas finales, dependiendo la temperatura resultante de la inicial.
Para llevar a cabo el experimento los investigadores permitieron que iones y átomos muy fríos se mezclaran y chocaran entre sí, después de lo cual midieron las temperaturas resultantes. Para su sorpresa, en vez de detectar una misma temperatura, registraron numerosas temperaturas finales entre los iones, lo que parecía depender del número de iones que se enfriaron en el mismo momento y de cuál fue su temperatura de partida.
Según los investigadores, los resultados sugieren que el enfriamiento de gases es un proceso mucho más complejo de lo que hasta ahora se pensaba, no reflejando ese equilibrio de temperaturas que estipulan las leyes de la termodinámica. El experimento se enmarca en una disciplina emergente en la que los físicos tratan de enfriar partículas hasta el mínimo nivel de energía que permite la mecánica cuántica. 
"Por supuesto, este trabajo no rompe las leyes de la termodinámica, pero sí demuestra que todavía hay algunas cosas potencialmente útiles e interesantes que aprender acerca de enfriamiento del gas" dijo John Gillaspy, director de programa de la división física de la Fundación Nacional de Ciencia, que financia la investigación.

domingo, 21 de agosto de 2016

LA TIERRA TENDRÍA UN CLIMA MÁS FRESCO EN 2017 TRAS TEMPERATURAS RÉCORD DE ESTE AÑO.




Esto debido a que el fenómeno de El Niño se está desvaneciendo, y no existen indicios que ocurra un fenómeno de La Niña fuerte, que pueda enfriar al planeta.

La Tierra registraría un clima más fresco en 2017 tras las elevadas temperaturas récord que el año pasado impulsaron a los Gobiernos a decidirse a alcanzar un acuerdo para combatir el cambio climático, dijeron científicos. 
Julio fue el mes más caluroso desde que empezaron los registros en el siglo 19, debido al impacto de los gases con efecto de invernadero y del fenómeno climático de El Niño, que calienta las aguas del Océano Pacífico. Y esta semana la NASA dijo que había un 99 por ciento de probabilidad de que el 2016 sea el año más cálido, superando a 2015 y 2014.
Pero es improbable que se registre un nuevo máximo anual en 2017 dado que el efecto de El Niño se está desvaneciendo.
"Es probable que el año próximo sea más fresco que 2016", afirmó Phil Jones, de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, al agregar que no hay indicios de que ocurra un fenómeno de La Niña fuerte, que pueda enfriar al planeta.
En 1998, un poderoso fenómeno de El Niño provocó un año con altas temperaturas récord, cuyos niveles se superaron recién en 2005. Ese período de menor temperatura llevó a algunos a dudar de los hallazgos que apuntan a que el cambio climático tiene causa humana y a concluir que el cambio climático se habría detenido.
"La tendencia a largo plazo es hacia un calentamiento pero existe una variabilidad natural así que hay alzas y bajas", dijo Jean-Noel Thepaut, jefe del Servicio de Cambio Climático Copernicus, en el Centro Europeo para Pronósticos Climáticos de Rango Medio.
En una cumbre en París en diciembre pasado, los Gobiernos acordaron el plan más extenso a la fecha para abandonar el consumo de combustibles fósiles, estableciendo la meta de limitar el alza de las temperaturas "muy por debajo" de los 2 grados Celsius en comparación a los niveles previos a la era industrial, idealmente 1,5 grados Celsius. 
Esta semana científicos se reunirán en Ginebra para esbozar los temas de un reporte sobre esa meta de 1,5 grados, a la que se aspira llegar en 2018.   

sábado, 20 de agosto de 2016

EL MUSGO PRODUJO OXÍGENO SUFICIENTE PARA QUE SURGIERA LA VIDA ANIMAL EN LA TIERRA.


A partir de simulaciones por computadora, los investigadores calculan que los líquenes y los musgos podrían haber generado cerca del 30% del oxígeno hace alrededor de 445 millones de años.


Todo comenzó con el musgo, explica un estudio publicado el lunes, que sugiere que esta planta es la causa de las cantidades de oxígeno que permitieron a los animales y seres humanos prosperar en la Tierra. 
Hace unos 470 millones de años, el musgo comenzó a proliferar, proporcionando al planeta su primera fuente de oxígeno estable y permitiendo el desarrollo de formas de vida inteligente, según el estudio publicado en las Actas de la Academia de Ciencia estadounidense (PNAS).  
"Es emocionante pensar que sin la evolución del modesto musgo, ninguno de nosotros estaría aquí hoy", dijo Tim Lenton, profesor de la Universidad de Exeter y coautor del trabajo. 
"Nuestro estudio sugiere que las primeras plantas terrestres fueron sorprendentemente productivas y generaron un aumento importante en la cantidad de oxígeno en la atmósfera", afirmó.  
El oxígeno apareció por primera vez en la atmósfera de la Tierra hace 2.400 millones de años, durante lo que se conoce como la Gran Oxidación, pero el oxígeno no alcanzó sus niveles actuales hasta hace unos 400 millones de años.  
Algunos científicos han desarrollado la teoría de que los bosques fueron los responsables de incrementar los niveles de oxígeno, pero los autores del estudio de PNAS difieren de ellos.  
A partir de simulaciones por computadora para recrear el pasado, los investigadores calculan que los líquenes y los musgos podrían haber generado cerca del 30% del oxígeno en la Tierra hace alrededor de 445 millones de años.  
Este aumento en los niveles de oxígeno "permitió que evolucionara una extensa, móvil e inteligente vida animal, incluyendo la humana", afirma el estudio. 

viernes, 19 de agosto de 2016

ASÍ ESCAPAMOS DEL BING BANG: DESCUBREN LA CAUSA DEL "FLUJO DE TIEMPO".



La física Joan Vaccaro, del Centro australiano de Dinámica Cuántica Griffith, demuestra cómo el efecto violación de la simetría temporal puede ser el origen de la evolución del tiempo y las leyes de conservación.

La física de la australiana Universidad de Griffith Joan Vaccaro afirma que el tiempo en el universo y las leyes de conservación pueden derivarse de la violación de la simetría de tiempo (la invariancia T). Lo ha manfestado en la Semana Nacional de la Ciencia australiana, informa el portal científicoEurekAlert!.
En un estudio, la doctora Vaccaro constata que la violación de la simetría T está impulsando el universo y a nosotros hacia el futuro. "Si la la violación de la simetría T no existiese no avanzaríamos en el tiempo y estaríamos atrapados en el Big Bang, así que ello demuestra cómo pudimos escapar de la Gran Explosión", asegura.
Es decir, la investigadora afirma haber descubierto el mecanismo mediante el que algunos fenómenos físicos son irreversibles. Por ejemplo, el segundo principio termodinámico establece que existen procesos que pueden recorrerse en un sentido, pero no en el opuesto. Podemos transformar íntegramente el trabajo en calor, pero no el calor en trabajo. Los ejemplos cotidianos abundan: por ejemplo si vertemos azúcar en agua, no podemos invertir la disolución o si un vaso de cristal que cae y se rompe en mil pedazos no se recompone de forma espontánea.
"El universo debe ser simétrico en el tiempo y en el espacio. Pero sabemos que parece haber preferido una sola dirección, la de serlo en tiempo debido a que continuamente nos estamos haciendo mayores y no más jóvenes", explica.
La anomalía que la doctora Vaccaro resuelve implica dos cosas no consideradas en las teorías físicas convencionales: la dirección del tiempo y el comportamiento de los mesones, partículas que intervienen en la interacción nuclear fuerte responsable de las comunicaciones entre los quarks.
"Los experimentos muestran que el comportamiento de los mesones depende de la dirección del tiempo. Concretamente, si la dirección del tiempo cambia, entonces su comportamiento cambiará también", afirma.
A partir de ello, Vaccaro ha llegado a la conclusión de que sin haberse producido la alteración de la invariancia T el universo habría vivido fenómenos extraños. Por ejemplo, los objetos se habrían desplazado en el tiempo con la misma facilidad que en el espacio. Apareciendo en un punto habrían desaparecido de inmediato.
"Esto significa que la conservación de la materia sería violada. También significa que no habría ninguna evolución en el tiempo. La gente sólo existiría para un único punto en el tiempo sin experimentar el flujo del mismo", remata.